REGRESIONES

htttp://narmiea.wordpress.com

 

¿CUÁNDO LAS PERSONAS SON FELICES?

“Cuando están en sintonía con su propósito de vida”.

Regresión es redescubrir, recordar, reafirmar tu propósito. No se busca la creencia, se encuentra la experimentación directa. Ir a la raíz, el origen, dónde, cuándo, con quién, porqué… y el entendimiento otorga Libertad. Observar los acontecimientos objetivamente permite sentir que las piezas del puzzle encajan, que las cosas conectadas están donde deben estar. Estar en sintonía con nuestro propósito nos permite fluir y entender que dentro del caos todo se mueve al mismo compás, existiendo un movimiento que sincroniza todos los sucesos.

 

DESMITIFICAR EL “REGRESAR”

La física cuántica explica que en el Universo todo está sucediendo a la vez. Cuando hacemos una “regresión” no estamos viendo literalmente vidas pasadas, en realidad, son historias que pertenecen de algún modo a existencias simultáneas, historias latentes que atañen directamente al presente.

Podemos concebir el Universo como un toroide o una espiral tridimensional por la que transitamos momentáneamente. Dentro de esta espiral, cada presente constituido por el ahora, ahora, ahora; corresponde a una localización espacio-temporal. El tiempo no se detiene y está regido por el cambio. Por consecuencia ésta coordenada es en cada presente distinta, debido a que transita, está siempre en movimiento y como una emisora de radio sintoniza on-off, activando y desactivando diferentes líneas temporales que conectan el presente con posibles “pasados” y posibles “futuros”.

Podríamos entender entonces, que hacer una regresión significa acceder a existencias paralelas que corresponden a determinadas coordenadas cuyas tienen una conexión directa con nuestro presente. Nuestro cuerpo es como una cebolla constituido por diferentes dimensiones, no necesario ir muy lejos para obtener la información o vivencias que se tuvieron-tienen-tendrán en esas otras coordenadas. Todas las crónicas de la trayectoria que trazamos dentro de ésta espiral llamada vida, residen en el microcosmos contenido en cada célula de nuestro cuerpo. Es en cada célula y por ende dentro de uno/a mismo/a donde moran todas las memorias de otras existencias.

Acceder a la propia información es mucho más sencillo de lo que parece. Al hacer una “regresión” se accede directamente a aquello que está coexistiendo en nuestro presente. Hacer una “regresión” significa llevar a cabo una meditación guiada. La meditación permite un estado de relajación donde la persona se encuentra soñando despierta y pude narrar conscientemente en voz alta todo lo que va viendo y percibiendo. Hay personas que son más visuales, otras describen los sonidos, olores, temperatura… o incluso el tacto de las cosas. Como se reciba la información es indiferente, lo que importa es acceder al contenido de la historia para reconocerlo, vivenciarlo y trascenderlo.